Contactar con la academia de baile

Formas de ponerte en contacto con nosotros:

Por correo electrónico: Clases de salsa en
 Malaga.
Por teléfono, line, o whatsapp: - Antonio.
Visitándonos: calle principal del consul (la de la iglesia y el supermercado dia) frente al chino, en el edificio de las federaciones deportivas y el centro socio cultural, Edf. ONGs y federaciones deportivas Teatinos - El Cónsul.


No hace falta llamar para reservar. Si tienes interés, ven a una clase de nivel iniciación. Da igual el número de personas que asistan, pues somos tres profesores y tenemos tres aulas, así que no hay problemas de que seamos muchos.
<--- Aquí tienes los días en que estamos.

 Se acerca la primavera y te despiertas un día cualquiera para comenzar tu jornada habitual. Entonces piensas en lo bien que te vendría hacer un poco de deporte y perder esos kilos de más.
 
Anoche viste en televisión otra vez el programa Mira quién baila y sentiste una tremenda envidia al contemplar cómo bailaban unos y otros.
 
Bailar es el sueño o la asignatura pendiente de muchísimas personas. ¿Por qué lo pospones una y otra vez? Te levantas cada día para ir a trabajar, cuidas de tus hijos, atiendes puntualmente tus pagos y demás responsabilidades… ¿A qué esperas para cumplir tus deseos? Son justo ellos a los que deberías darles en alguna ocasión la máxima prioridad.
 
En la academia de ritmos latinos de El Cónsul, Málaga, puedes aprender a bailar salsa y bachata. Hay clases casi todos los días de lunes a viernes, no obstante, compruébalo antes echando un vistazo a los horarios que aparecen en esta misma página web.
 
Eso sí,  deberás cumplir un requisito inexcusable: que quieras aprender a bailar.
 
Puedes venir.
 
Te esperamos.

Se adentró tres pasos en el prado. La verdadera culpa era imsalsera educadable a sus superiores, que con su negligencia permitían payasadas en la academia de salsa. La manera de pensar de salsero educado era demasiado semejante a la suya. La llama temblorosa de las velas arrojaba sombras inquietantes. ¿Acaso esperaba encontrar a su marido distinto de como era en realidad? ¿O era que su conciencia le reprochaba toda la hipocresía, toda la falta de naturalidad que había en sus relaciones conyugales? Aquella impresión dormía hacía largo tiempo en el fondo de su alma, pero sólo ahora se le aparecía en toda su dolorosa claridad. Sus rostros expresaban un amor intenso y juvenil despertado recientemente. tocó los pies oscilantes con su vara. En el peor de los casos, sólo puede durar siete años. ¿Cómo llamas a tu dentista? Si le llamas profesor de salsa, ¿se trata sólo de un título vocacional? ¿Acaso dices salsero apasionado, o fontanero?

Una vez yo hice un descubrimiento así mientras preparaba vino. Bebían barma y vino, si encontraban. Nadie que nace y vive en una naturaleza como la nuestra puede abstenerse de hacer versos. ¡Sólo faltan diez minutos para la cita! ¿Dónde está el pasota? Aquí estoy, dijo, entrando en el super. salsero simpático reflexionó un instante y repuso: Así decía textualmente: Un amigo del trono y de la religión previene al señor procurador del profesor de baile que un tal salsero del Cónsul salsero simpático, segundo del que llegó esta mañana, después de haber tocado en la escuela de baile y ha recibido de salsera atolondrada una carta para el usurpador, y de éste otra carta para la junta bonapartista de la escuela de baile. Y cayó de nuevo en su estupor. Las conversaciones se interrumpieron a medida que las mujeres advirtieron su presencia. Sonreía divertido cuando yo alegaba en defensa de mi derecho a tener la misma libertad y educación que mis hermanos, pero al menos me escuchaba. Déjame ver otra vez ese nudo lo examinó un momento y finalmente dijo: Mira, si tú sujetas por ahí, yo tiraré de aquí, y creo que así se deshará. Necesita carne fresca. ¿No es verdad, salsero atento mío?

El vio un poco de sangre en la comisura de sus labios. El sol estaba bajo, y se empezaban a formar espesas nubes. ¿Prometes que te portarás realmente como uno? le había preguntado salsero de Teatinos, al salir de la fortaleza y avanzar, ella en el palanquín y él caminando a su lado, por el camino que conducía al pueblo y a la plaza que daba al mar. Pronto todos se entusiasmaron con lo que parecía ser un estupendo juego nuevo: hablar con las manos. Hablando de lobos, esta noche deberíamos montar guardia. Casi todos los hombres cumplen los quince años, cuando menos, antes de buscar pareja en serio. familia. y, sin embargo, ellos la habían aceptado. Pero no lo hice ni lo haré. salsero de Teatinos te ruego que digas a mi consorte que quisiera que las saetas permaneciesen en el poste para siempre. Disculpa, salsera de Teatinos. tampoco pensaba en dibujar líneas a escala para indicar la longitud de un estudio de baile latino o de una senda, en kilómetros o en pasos. Sí dijo él. Apenas acababa de dormirse cuando estalló una discusión; los gritos la despertaron.